Espacio dedicado a la carrera musical de la cantante Madonna

Madonna – Revista Marie Claire Junio 1998


Madonna

Nombre único que evoca tantos sentimientos encontrados debido a miles de connotaciones y palabras asociadas a él (“material girl”, “virgen”, “erotica”, “angel”, “demonio”, “victima”, “madre” e “hija”). Madonna no hay medias tintas, solo blanco y negro: la admiras o la odias. Sin embargo, hay una palabra que la define, todos estarán de acuerdo: “valiente”.

Por Andrew Smith – Revista Marie Claire Año 9, #6, Junio 1998.

1998-ray_of_light-06-1000-1000-jpg

Una de las mujeres mas famosas ha experimentado un renacimiento que a todas luces se vislumbra como una recreación de la mujer y la cantante. Sí, con el nacimiento de Lourdes, su hija, Madonna ha experimentado una transformación y se ha convertido en una persona mas madura y centrada, claro, sin olvidar su excéntrica chispa. Y con el nacimiento de “Ray Of Light”, su primer disco post-Evita, ha probado que puede seguir evolucionando sin tener que recurrir al escándalo. Un esfuerzo temerario que vale la pena aplaudir.

MC: afuera del hotel (Claridge’s, en Londres) están cientos de fans. Anoche, dos supuestos paparazzis prendieron fuego y activaron la alarma contra incendios con la esperanza de forzarte a salir. Te sientes encerrada aquí?

M: No, no esta tan mal. A veces me las arreglo para escabullirme y salir. Tengo muchos amigos aqui en Londres.

MC: se han publicado notas de la prensa donde se dice que estas buscando casa aquí.

M: sí, ese es el tema favorito de la prensa. Cada vez que vengo compro una casa. Lo mismo me pasa en Nueva York. Resulta que tengo miles de propiedades (se ríe de modo sarcástico). Ojala. De hecho, si me gustaría vivir en Londres, pero no creo que podría aguantar la prensa aquí. Es demasiado agresiva.

MC: El tener un novio inglés (el escritor / director Andrew Bird) te ha hecho cambiar tu opinión sobre Inglaterra a pesar de las maldades de la prensa?

M: A mi me encanta Londres, y creo que ahora entiendo mejor la mentalidad inglesa y como manejan su visión sobre el éxito y la gente terriblemente ambiciosa. Tener un novio inglés ha sido revelador (se ríe). ¡Ahora les tengo mas compasión ¡ No, de hecho me ha dado otro punto de vista. Lo cual es bueno.

MC: Ser el novio de Madonna debe ser una empresa difícil para cualquiera, sobre todo si se trata de alguien poco famoso.

M: Llevo conmigo muchos problemas. Se necesita ser alguien muy fuerte para tener una relación conmigo. En ese sentido, mi vida es un problema, porque no creo que mi estilo de vida le guste a mucha gente, a menos que les agrade llamar la atención, lo que probablemente signifique que se trata de una persona muy superficial. Así que tengo una tendencia a atraer hombres superficiales, es un problema que conlleva la fama. He tenido muchos momentos donde una relación parece imposible y pienso: “Mejor olvídalo”, pero por ahora todo va bien.

MC: Es un hecho que muchos hombres ingleses han sido importantes en tu vida. El año pasado, William Orbit produjo tu álbum, Marius De Vries contribuyo y Chris Cunningham dirigió el video de “Frozen”.

M: Por el momento creo que estoy realmente influenciada por la estética británica; desde la moda hasta la música.

MC:  Desde siempre lo has estado o recientemente?.

M: Ha sido a través de los años, pero no era de manera conciente, sino hasta ahora que trabaje con Nellee Hooper y adoro a John Galliano. Pero puedo asegurarte que la primera vez que vine aquí estaba inconsolablemente afligida. No entendía nada. Era horrible, nunca la pase bien. Cada vez que pensaba en ir a Europa decía:”Vamos a todos lados, menos a Londres”. Antes de volverme famosa, una amiga y yo atendimos un bar durante el verano y ahorramos para venir una semana aquí y la pasamos increíble. Pero una vez que ya era conocida, todo cambio. No fue solo la prensa, sino la actitud de la gente. Ahora entiendo todo mejor, así que no me lo tomo tan personal y me la paso muy bien. Los británicos están interesados en la fama y el éxito, solo que nadie quiere admitir que aspiran a ello.

MC: Esta Lourdes aquí?

M: Si, ella se la esta pasando mejor que yo.

MC: Conoce tu música?

M: Si, claro. Constantemente corre frente al aparato reproductor de CD’s y pregunta: “donde esta mamá?” A veces se enoja porque a mi no me gusta escuchar mi disco, así que pongo otras cosas y ella hace una carita triste y dice: “donde esta mamá?”.

MC: Estas contenta con tu nuevo álbum “Ray Of Light”? Tomaste el riesgo de llamar a William Orbit, conocido por su muy  personal estilo de producción vanguardista, para trabajar en tu disco…

MC: Si, estoy muy contenta. Ha sido una larga y dura jornada. Cuando William y yo nos juntamos y empezamos a escribir, supe que había tomado la decisión correcta, que él era el indicado y todas esas cosas. Al mismo tiempo, para mí, se trataba de una manera completamente nueva de trabajar. Normalmente coproduzco con músicos de escuela clásica que tienen un gran conocimiento sobre su disciplina. William es totalmente instintivo. El ser instintivo era normalmente el papel que yo solía jugar al lado de mis coproductores, como la aprendiz, que empuja a la gente metódica a entrar a un terreno desconocido. De pronto me encontré en el papel de la disciplinada, siempre tratando de ubicar a William en el track en el que se supone que estábamos trabajando. Fue interesante estar del otro lado.

MC: Los 90 fueron siniestros para ti, llenos de malos entendidos y tus primeras fallas comerciales, como tu ridiculizado “sex book” que distrajo la atención de tu álbum “Erotica”, la desafortunada cinta “Body Of Evidence”, con Willem Dafne, seguido del lanzamiento del álbum “Bedtime Stories” con poco éxito. ¿Qué paso aquí? ¿Cómo vez estos acontecimientos? ¿Fueron necesarios para llegar a donde estas ahora, o fueron simple y llanamente errores?

M: Ahora creo que fueron necesarios, aunque no pude verlo así en su momento. Cuando estaba pasando por ello me sentía increíblemente decepcionada.

MC: Decepcionada de que exactamente?

M: Decepcionada de las personas. Me sentí victima; me sentí vulnerable. Pensaba que todo lo malo apuntaba hacia a mi, como si estuviera sola contra el mundo. Pero necesite llegar a ese punto para darme cuenta al final que el mundo no estaba en mi contra, sino que, ante todo, estaba tratando de hacer muchas cosas a la vez. Y en segundo lugar, mezcle mi rebelión personal con lo que estaba tratando de decir. Esperaba demasiada comprensión de la gente.

MC: A que te refieres con la frase “mezcle mi rebelión personal con lo que estaba tratando de decir”?

M: Bueno, mi rabia y mi rebelión contra la forma en la que fui criada. La represión moral y sexual, la visión de cómo se supone que las mujeres deben actuar. Pienso, ahora que me di cuenta, que al principio de mi carrera era etiquetada como una idiota gracias a mi sexualidad que teñía cada cosa que hacia con la idea de que yo no era una persona muy brillante, o que estaba tratando de seducir a la gente. Eso me hizo ir al limite, en el sentido de decir: “Ah, ¿si? Pues tomen esto”. Y esa reacción tuve… Mi comportamiento también se vio muy influenciado por mi historia personal. Queria darle un golpe bajo a la Iglesia Católica, a mi padre, a la escuela, a mis hermanos mayores, a todo. Estaba librando una revolución personal y pública, pero desafortunadamente asentada en la rabia y el coraje. Bueno, no debería decir “desafortunada”, fue algo por lo que tenía que pasar. De cualquier forma, me encontraba en un lugar muy peligroso. Tenía que cuestionar todo y empezar de nuevo. Cuando hice “Evita” tuve tiempo de ser yo misma, de reflexionar. Me dejaron en paz durante un tiempo porque estaba muy ocupada con Andrew Lloyd Webber haciendo realidad el sueño de Alan Parker, y aprendiendo mucho durante el proceso, como cantar, por ejemplo. En cierto modo, tuve la oportunidad de retirarme a estudiar y ya no ser medida, o encasillada, por la gente de la misma manera. Cuando esto termino y tuve una hija, me dio el tiempo de descanso que necesitaba, para sentarme y analizar las cosas. El nacimiento de mi hija fue para mí como un renacimiento.

MC: En la primera canción de “Ray Of Light” dices: “I traded fame for love” (“cambie fama por amor”) Pero en realidad no lo hiciste.

M: No; quise decir todo lo contrario. Es un comentario sobre mi pasado, sobre las cosas a las que renuncie por la fama, a la cual no entendía, al igual que las adulaciones. Al principio ser famoso es violento, te marea. Es como una droga, llena un espacio dentro de ti y te da la impresión de que estas llena y completa, cuando realmente es lo contrario. Un día estas en un estadio frente a miles de personas que gritan tu nombre y tu nunca te has sentido mas sola en la vida.

MC: Como te enfrentas ahora a la fama? Recuerda, que probablemente sigues siendo la mujer mas famosa sobre la faz de la tierra (se tira al sillón y suelta una carcajada, como si le hubiera recordado algo que estaba dispuesta a olvidar).

M: Bueno, ahora tengo una actitud distinta frente a la fama. Es decir; no puedo deshacer lo que he hecho, todo pasa por alguna razón y yo he sido muy afortunada. Pero hay ocasiones en las que anhelo cierto anonimato creativo sin importar si camino o no por la calle. Seria bueno poder probar cosas y hacer otras sin estar sujeta a las grandes expectativas de la gente. Tener la posibilidad de salirme del espectáculo y hacer una pequeña película con un director desconocido, sin mi presencia como el objeto codiciado, sino como real.

Tengo que trabajar duro para olvidarme de toda la gente a mí alrededor. Y tengo que estar segura de que lo que hago es lo que me gusta. Al final se trata de darle importancia al proceso de cómo se hacen las cosas y no tanto al resultado. Estoy tratando de encontrar el balance de mis prioridades.

MC: Piensas que este mundo seria diferente si fuera manejado por las mujeres?

M: ¡Las mujeres manejan el mundo! Es solo que no lo gritan. Existen muchas formas de ser poderoso. La naturaleza del hombre es estar alerta y agresivo. Pero eso no significa que la mujer no pueda ser así. Obviamente, algunas mujeres tienen mas características masculinas que otras, así como algunos hombres tienen más características femeninas que otros y por eso son más sensibles, más pasionales, más comprensivos y más flexibles. Cada uno tiene su propio balance, pero al final somos seres diferentes y vemos la vida de forma distinta. Así que la forma en que nos manejamos también es desigual.

MC: Crees que continuaras haciendo música para siempre?

M: (Se ríe) No lo sé. Que quieres decir con “siempre”?

MC: El resto de tu vida activa.

M: Si, la música esta en mi sangre. No creo que haga discos para Warner Brothers y filme videos toda mi vida. Pero estaré involucrada con la música hasta que deje esta tierra (gran sonrisa).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s